Qué hago con mi vestido de novia después del matrimonio? – 5 consejos para que siga luciendo su belleza

matrimonio-fiore-y-foncho-chilca-lotus-17

Ya te preguntaste qué voy hacer con mi vestido de novia después de la boda?

Si ya estás casada, te hiciste esta pregunta al momento de comprarlo o mandarlo a hacer?

Seguramente que no y que solo cuando regreses de la Luna de Miel o luego de la sesión de fotos post boda o after wedding te toparás con tú vestido precioso -que ocupa un espacio considerable- y con la duda de no saber qué hacer con él.

Pensar qué hacer con el vestido de novia pasada la boda es como tener respeto a todo ese tiempo invertido en su búsqueda, en las indecisiones, en las ojeadas de revista y en lo que nos costó. En la mayoría de los casos resulta ser una gran concentración de energía encontrarlo como para dejarlo abandonado en una gran esquina sufriendo el daño del tiempo.

Saber qué hacer con él o considerar las opciones que tenemos para después de su uso, es abrazar la filosofía que tanto vemos hoy en día: No al desperdicio.

Ahora más que nunca hay opciones para que la vida de nuestro vestido de novia no se termine con la celebración de la fiesta de nuestro matrimonio, sino que sea útil a otra persona. Estas son las opciones más prácticas y para todos los gustos:

 

1. Venderlo para que sea usado como reestreno

matriminio-romantico-cieneguilla-paola-y-fernando (49)

En Brasil es muy común venderlo y que sea utilizado como reestreno, en algunos casos hasta con más de un uso o revenderlos.

Cuando estuvimos en París (2 segundos para suspirar por París) me di con que esta tendencia ha sido muy bien acogida por las novias quienes no se sienten menos especiales yendo a tiendas como la de Alessandra de Graine de Cotton que si no sabes que todo lo que está en su tienda son piezas que ya han sido utilizadas, jamás lo descubres.

En Perú también hay esta opción, las chicas de Novias Chic saben devolverle el brillo a cada vestido de novia que les llega y hacer a novias felices con su vestido soñado.

 

2. Donarlo a una futura novia

Matrimonio-majo-y-chan-tahuano-foto-7

Por qué no?

Hace un par de semanas una novia compartió en su propio Facebook que estaba donando su vestido. Colocó su talla y estatura para que tengan una referencia. Solo pedía tener una cita previa con la novia y comprobar que su vestido caería en buenas manos.

Si tenemos el tiempo y ganas de poner nuestro tiempo en esto, es una excelente opción!

Y si sabemos de alguien en concreto que está en búsqueda de un vestido y que el tuyo puede que sea de su interés, no pierdes nada preguntándole si le gustaría usarlo 😉

 

3. Hacer varias ropitas de ángel con el vestido

ropa-de-angel

La ropita de ángel es la que llevan los bebés que han fallecido  siendo pequeñitos; que tuvieron una complicación que les impidió llegar a su casa con sus papás.

Es desgarrador pensar tan solo por un momento en esto, pero son circunstancias difíciles que suceden y pensando en ellos les damos nuestra empatía y si podemos, oraciones para reconfortar los corazones de esas familias.

Sabías que de un vestido de novia, pueden surgir hasta casi 20 ropitas de ángel?

Lo ideal es que los bebés no tengan que morir tan temprano, pero en caso suceda, los padres pueden tener a disposición en el hospital ropitas para su hijito y verlo hecho un angelito hermoso como ya es. Creo que es un conforto simbólico para esa familia y esperanza de que su hijo está descansando.

 

4. Guardarlo

sesión-after-wedding-antioquia-perú (23)

Mi mamá guardó su vestido de novia para mí!

Ella soñaba con que pueda usarlo o tal vez modificarlo a mi estilo, pero creo que no contó con que mi cintura tenga varios centímetros a más que la suya cuando se casó (en serio, qué comían en esa época para que la cintura no pase de 50cm?)

Si decides guardarlo, te aconsejo que lo hagas en una caja adecuada y que lo airees cada cierto tiempo. Que le des importancia a su presencia en tu casa; sino será cuna de todos esos residentes que sabemos que se multiplican gracias a la humedad limeña.

 

5. Llevarlo de viaje por el mundo como Jennifer de One Dress One Women

one-dress-one-women

Tal vez esposo y tu tienen planeado recorrer el mundo juntos luego de casados y tomarse fotos en los lugares más alucinantes. Tal como lo hizo Jennifer y Jeff que llevaron a todos los lugares el vestido de novia de Jennifer para hacer tomas verdaderamente preciosas y así dar inicio al proyecto One Dress One Women (“Un vestido, una mujer”)

Acabado el proyecto de recorrer el mundo con el vestido de novia en la maleta, puedes pensar en las opciones de arriba y decidir qué hacer con él 😉

Opciones hay y para todos los gustos, es cuestión de tomar en cuenta que la boda pasa y que hay asuntos que sobreviven a la fiesta del matrimonio.

Cuál fue la opción que más te gustó o la que ya has puesto en práctica?

Besos!

María Pía

8 respuestas a “Qué hago con mi vestido de novia después del matrimonio? – 5 consejos para que siga luciendo su belleza”

  1. Hola! Te cuento que mi vestido de novia fue muy sencillo porque solo me he casado por civil, pero mi mami guardo el suyo y cuando bauticé a mi hija le mande a hacer un vestido de esos súper largos con el vestido de mi mamá y la verdad es que quedo hermoso! Puede serio otra buena opción.

    • Qué belleza de detalle, Nora! Si tienes alguna fotito que me puedas compartir, te lo súper agradecería para contarle a las lectoras del blog.
      AMO esos vestidos largos de Bautizo, es una tradición linda.

      Un abrazo,

      María Pía

    • Marite,

      No quise entrar en detalles de cómo es el procedimiento porque cada hospital, clínica, casa de cuidados a mujeres embarazadas tienen; tienen sus propias políticas. Creo que lo mejor sería preguntar a una de ellas.

      Sin embargo, queda en pendiente un próximo posts sobre este asunto y los pasos a seguir en algunas instituciones 😉

      Me pone feliz que te haya gustado, Marite! Gracias por comentar!

      María Pía

  2. Hola Pía, sigo indecisa entre que lo vendo y lo guardo; creo que si me cuesta tanto es porque quiero guardarlo para mi hija (ojalá que le guste jajaja… – sino recien lo donaré).
    Besos, me encantan tus artículos!!!

    • Sé cómo es difícil decidirse, Heidy!

      Toma le decisión de qué hacer con tu vestido de novia pensando en cómo “podría trabajar más”. Hacer un vestido es tener una tela especial, personas que se dedican a hacerlo, acabados hechos a mano, cuidados especiales, etc. No me parece justo que tanto trabajo sea ocultado. Que siga dando alegría!

      Si tu intuición te dice que será un momento lindo de madre e hija, guárdalo y cuídalo, no lo dejes olvidado.

      Feliz de que te gusten los posts que les comparto, Heidy! Muchas gracias por comentar <3

      María Pía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre mí

Chania

mariapia@velodevainilla.com

Leer más »

Newsletter

Suscríbete por mail para recibir novedades