Cuando estuve de novia y nos tocó ver el número de mesas y su distribución, 2 asuntos no aparecieron en momento alguno: Enumerar las mesas de los invitados y colocar una mesa exclusiva para los novios.

Sobre la enumeración de las mesas, les prometo que lo conversaremos en otro post. Ahora vamos a conversar únicamente si es necesario o no tener una mesa exclusiva para los novios en la boda.

Cada cierto tiempo llega un mensaje con esta duda y entiendo su proveniencia: Las películas gringas.

Quién no ha visto la típica película norteamericana que trata de una boda o alguna de sus escenas es en una boda y vemos especial destaque a la parte en que los novios están sentados uno al lado del otro en una mesa solo para ellos?

Esto al medio de toda la recepción escuchando el discurso de cada padrino y brindando.

Y siempre hay un padrino que hace roche hablando o nos hace llorar a todos con su discurso 😉

mesa-para-novios-película

Escena de la película “Wedding Crashers”

Luego de explicar mi punto de vista de tener o no una mesa exclusiva para novios, algunas de las mismas lectoras que me escribieron, me dicen que su referencia fue justamente “x” película que tiene una parte tal como les describí arriba.

Entonces, comencemos por ahí: Una película y de un país que no tiene mucha semejanza con nuestra cultura de celebrar, no puede ser referencia.

Cuando pensamos en cada elemento de la organización, es bueno hacerlo en conjunto y de lo macro a lo micro: Que el número de mesas sea coherente al número de invitados, que el tamaño de cada mesa vaya con el local y estilo, etc.

Con esto, a lo que voy es que no pensemos en elementos aislados, como el caso de la mesa exclusiva de los novios.

Si pensamos en un detalle aislado sin tomar en cuenta cómo será la temática de toda la celebración, este se verá forzado. Como encajado a la fuerza.

Si vamos a celebrar como estamos acostumbrados en Lima, por ejemplo, con una fiesta, comida en buffet y mucho baile; no hay porqué poner una mesa solo para los novios.

mesa-para-novios-1

Volviendo a la típica película norteamericana que tiene en algún momento una boda: Se han dado cuenta que mientras se les ve a los novios en su lugar particular, hay discursos de los padres, padrinos y madrinas, y uno que otro baile/show, el baile solo de la novia y su papá, etc.

Es como si los novios estuvieran en un palco y todo el show es hecho para ellos.

En América Latina no solemos hacer eso.

Y otro detalle, mientras acontece todo este show, las personas están comiendo. Las cenas/almuerzos en las bodas norteamericanas suelen ser servidas a la mesa y se aprovecha mientras está pasando todo esto para que los invitados coman y luego todos a la par estén libres para apoderarse de la pista de baile.

Así todo funciona y tiene su razón de ser.

Es por eso cuando me han preguntado sobre tener o no una mesa exclusiva para los novios, pregunto dónde será el matrimonio y cómo será la recepción.

Si es como estamos acostumbrados en Lima, por ejemplo, no hay razón de tener una mesa diferente y solamente para los novios.

En el post en el que les contaba sobre el itinerario de nuestra recepción, les conté un poco de cómo lo hicimos nosotros. Seguro les sirve de referencia!

Entonces, de acuerdo a cómo han decidido celebrar su matrimonio, de cómo será la recepción se podrá decidir si es que se debe tener o no una mesa para los novios.

Evitemos incluir momentos solo porque hemos visto que alguien los hace. Vayamos a su raíz y veamos en conjunto. Al final, lo que les funciona mejor como pareja es lo que debe ser hecho 😉

Besos!

María Pía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *