Solo cuando estuve en medio de la organización de nuestro matrimonio en Lima, me di cuenta de la importancia de saber conceptualizar nuestro estilo para así crear una decoración acorde con nuestros gustos.

Cuando menciono conceptualizar a lo que quiero llegar es, como dice la misma palabra, llegar a un concepto a una explicación objetiva y lógica de lo que tengo en mi mente. Y para llegar a este punto, debemos saber cómo aterrizar cada una de las ideas que tenemos. El objetivo es poder hacerlo en palabras y conceptos que todos los que están envueltos en hacer nuestra boda, sepan y entiendan el rumbo que le queremos dar.

Ven lo importante que es?

En otras palabras, lograr que todos estemos en la misma frecuencia, que en caso se necesite tomar una decisión rápida y no estamos presentes para opinar, esa persona encargada decida en nuestro nombre y que nosotros estemos felices con el resultado.

 

Andrea de Festinare Eventos explicó muy bien este tema durante el 1er. Workshop de Velo de Vainilla -ya saben que están abiertas las inscripciones para el 2do. Workshop de Velo de Vanilla, verdad?- . Y fue ella misma quien estuvo atrás para que podamos aterrizar el estilo que quería y llegar a un concepto de decoración.

Sé que puede parecer un poco complicado. Me imagino que muchas que leen este blog, como yo, amamos la decoración, pero no tenemos el know how completo como para definir elementos, crear espacios, etc. -También porque esto es toda una profesión- Podríamos decir que simplemente sabemos con claridad lo que nos gusta y lo que no.

Es por es que aquí les comparto la ruta que me funcionó al momento de aterrizar ideas para la decoración nuestra boda civil y religiosa.

1. Autoconocimiento

Lo recomendable es partir por nosotros mismos, y nosotros con nuestra pareja. Una breve autoevaluación es un buen punto de partida: Definir si somos introvertidos, sociables, fiesteros, aventureros, deportistas, geeks, etc. Esto para que lo que queramos expresar el día de nuestra boda sea de acuerdo con nosotros.

Y para que durante y después escuchemos “Este detalle era tan ustedes!”

Teniendo como base la auto observación, podemos definir que queremos un ambiente creativo, moderno, elegante, acogedor, minimalista, etc.

 

2. Qué queremos expresar

Sin temor a ser cursis o innovadores y siendo sinceros con nosotros mismos, pensemos qué ambiente queremos que ser respire el día de nuestra boda y qué elemento nuestro queremos resaltar.

Para este paso, vale la pena hacer una buena lluvia de ideas, tratar de salir de las palabras clichés cuando de bodas se trata e ir creando una lista que veamos que nos represente. Algunas palabras pueden ser: Urbano, de día, romántico, acogedor, gracioso, divertido, internacional, verde, sorprendente, minimalista, deslumbrante, clásico etc.

De todas las palabras que surjan de nuestra lluvia de ideas tratemos de quedarnos con 5 y si podemos hasta 2.

Y si podemos, tratemos de tenerlas por escrito o para los más prácticos en el celular, y siempre con nosotros. Teniéndolas bien claro, al momento de decidir algún elemento específico de la decoración vamos a saber si se encaja o no con lo que hemos decido que queremos.

 

3. Identificarnos con un tipo de decoración

Ahora, es momento de estudiar: Navegar en la web, leer blog de matrimonios, leer revistas, seguir perfiles que nos inspiran en Instagram, Pinterest, Facebook y Twitter y tratar de encajar o identificarnos con un tipo de decoración.

Sé que encajar puede ser muy ambicioso, pero, de entre los estilos que ya existen con nombre y apellido, elijamos el que más nos representa y con el que nos gustaría jugar a ponerle nuestra personalidad.

Me parece una buena ruta para que cuando tengamos que decir claramente qué es lo que queremos, decidir elementos de decoración, colores, etc. Sepamos en qué mundo estamos y ser entendidos.

Espero hayan podido percibir la importancia de saber aterrizar nuestras ideas, de crear un concepto de nuestra decoración. El día de nuestra boda lo ideal es que todos hablemos el mismo idioma, que cada profesional involucrado se puedan entender entre sí y nos puedan entender.

Así trabajamos con más eficiencia y los resultados son maravillosos.

La excelente noticia es que, Betania Tello de Backyard va estar hablandonos justamente de esto en el 2do. Workshop de Velo de Vainilla! Será una súper oportunidad para ver de cerquita este tema y aclarar todas las dudas que tengamos.

 

Besos!

María Pía

2 comentarios. Dejar nuevo

Buenas tardes, solicito información sobre presupuestos por decoración en una boda con 60 invitados que se realizará en Cieneguilla el 16 de julio

María Pía Moreno Vásquez
12 de abril de 2016 10:37

Luz,

El trabajo de Velo de Vainilla es de compartir información útil a las novias sobre la organización sus bodas y presentarles proveedores que podrán hacer realidad lo que tienen en mente.
Te invito a visitar la Guía de Proveedores del blog donde verás los proveedores que recomendamos de corazón. y la sección de Matrimonios llenos de amor, al final de cada post está la lista de proveedores contratados por los novios.

Besos!

María Pía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *