Nuestra Luna de Miel – Torres del Paine (Chile) – 1ra Parte

Luna de miel en Torres del Paine - Velo de Vainilla
Caminata al Glaciar Grey – Torres del Paine

Daniel y yo somos personas de día. Y creo que este fue el razgo principal que comenzó a definir nuestra Luna de Miel.

Nos gusta movernos, hacer deporte, sentir el aire libre, sentir la naturaleza. Nos gusta una buena conversación acompañada de una buena comida y bebida (y si es una cerveza artesanal, mejor). Nos da un poco de agonía los lugares con mucha gente en los que casi ni se puede hablar. Leer es el hábito que nos acompaña todos lados.

Y dormir. Nos encanta dormir.

A pesar de saber muy bien todo esto, comenzamos a buscar los destinos tradicionales, por así decirlo (y nada en contra de ellos). Los que sabíamos que no iban mucho con nuestras motivaciones.

Creo que nos dejamos llevar por lo que solemos ver en nuestro entorno.

 

Luna de miel en Torres del Paine - Velo de Vainilla
Photosafari – Torres del Paine

Nuestra Luna de Miel iba a ser luego de nuestro matrimonio religioso en Lima. Lo que quiere decir que las vacaciones de Daniel contaban desde unos días antes del matrimonio +  durante la Luna de Miel + el regreso a Rio.

El tiempo específico de viaje lo teníamos limitado, por lo que teníamos que buscar un destino cerca, y con las características que amamos.

– “Y si vamos a la Patagonia?”

Mis ojos brillaron de la misma forma que cuando Daniel le puso el nombre a este blog! No pensamos en más lugares que en ir a al Patagonia.

Nos enfocamos en la Patagonia chilena por la simple razón que nos daban la opción de conocer lugares increíbles saliendo y regresando a un mismo lugar: El Hotel Explora Patagonia (ya les voy a contar más de este hotel espectacular).

Además, los pasajes de Lima – Santiago estaban muy en cuenta 😉

La época en la que fuimos es una de las mejores para visitar la Patagonia: casi primavera. Durante esa época el clima está agradable, se ven más animales, flores; la Patagonia se viste de varios colores. Y se puede ver el cielo precioso que de esa parte del mundo.

El clima favorecía mucho a hacer caminatas. Lo que era escencial para nosotros.

 

Luna de miel en Torres del Paine - Velo de Vainilla
Llegando al Lago Sarmiento – Torres del Paine

Entonces, con este post previo a contarles del destino per se quería reforzar algunos puntos que les había comentado en el post anterior:

♡ No se dejen influenciar por los viajes que ya han hecho sus amigos recién casados. Claro que es hermoso saber de cada lugar, pero no se encasillen en que solo existen esas opciones.

♡ Tiempo de viaje: Al escoger un destino cercano, aprovechamos como nadie de nuestra Luna de Miel. Nos sobró tiempo para usarlo en el spa, tomar cafecitos en la tarde y hasta hacer siesta!

♡ Época del año. Siendo sincera, fue pura suerte que esa época sea primordial para ir a la Patagonia. Y les aseguro que marcó toda la diferencia.

Así como al escoger nuestro vestido y cada detalle de nuestra boda, creo que la Luna de Miel, a medida de lo posible puede ser un destino que vaya con nosotros.

Fue muy lindo escuchar los comentarios cuando enseñamos las fotos: “Ese destino fue hecho para ustedes”, “Fue un viaje tan ustedes dos!”

En el próximo post les cuento de la Patagonia como destino. Creo que más de una lo va considerar como opción de Luna de Miel!

Besos!

María Pía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre mí

Chania

mariapia@velodevainilla.com

Leer más »

Newsletter

Suscríbete por mail para recibir novedades