Les conté que en nuestro matrimonio civil en Rio, Daniel y yo escribimos los votos.
Hacer una declaración limitada en palabras a la persona que más amas en el mundo y en el día más alucinante, es realmente todo un desafío y hasta asustador.
Cómo es posible condenzar en tan poquitas lineas todo, absolutamente TODO lo que sientes y quieres decirle?
Algunas lectoras del blog me han pedido consejos sobre este tema. Me encanta que poco a poco sean más las parejas que quieran hacer sus votos.
Entonces, aquí les dejo unos consejos que me ayudaron a escribir los míos:

 1. Comienza poco a poco

Desde el momento que supe que íbamos a hacer los votos, poco a poco fui creando el texto en mi cabeza. No dejé todo para última hora, como lo hizo Daniel, sino que le ponía mayor a antención a la etapa hermosa que estábamos viviendo juntos, me volví más contemplativa y reflexiva; y poco a poco esas observaciones las fui volviendo en ideas y esas ideas en palabras.

 2. Lleva siempre una libretita contigo

Si decides hacer lo de arriba, te sugiero que lleves una libretita o cuaderno siempre contigo. A veces los flashes de inspiración como aparecen se van y es preciso capturarlos.

Puede ser solo una frase, palabra o un recordatorio de tener algún detalle en mente.

 3. Recuerda los mejores momentos

Y también los feos.

Una forma excelente de recordarlos es viendo fotos.
Sientate un día o date un tiempo durante tus días en ver fotos de viajes, de momentos divertidos, transportate un ratito a ese año y trata de revivir esos momentos.
Creo que también es bueno recordar esos momentos no tan buenos, porque estoy segura que en la mayoría de ellos teníamos a nuestro costado y dándonos fuerzas a esa persona.

 4. Música

La música tiene un poder increíble con los sentimientos e inspiración. Ya les conté lo importante que fueron cada una de las canciones que escogimos para nuestro matrimoio.

A veces parece que algunos momentos vienen acompañados de un soundtrack y es justamente a esas canciones las que debemos recurrir para envolvernos más con nuestros recuerdos.

 5. Conversen mucho

Conversen de esos recuerdos que han ido trayendo a la mente. Muchas veces pasa que nosotras teníamos una perspectiva y ellos salen con un detalle que habíamos pasado totalmente por alto.

 6. No tengas verguenza

Deja que tu corazón escriba por ti, en verdad déjalo.

No seas muy dura contigo misma, no seas tu mayor crítica. Cuando decidas comenzar a escribir, házlo sumergida en el mundo que los dos han ido creando. Y luego vuelve a leer tu texto en otro momento, si es que te transporta de la misma forma, déjalo así y ve editandolo poco a poco en caso creas necesario.

Sinceramente, creo que estas cositas me ayudaron a buscar la inspiración para escoger las palabras indicadas.

Si tienen algún otro consejo o algo que las ayudó a hacer sus votos, me cuentan!
Besos!
María Pía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *