Cada vez que les comparto una boda real, compruebo que la historia que está por tras es preciosa y verdadera; y que en las fotos se ve reflejado todo lo que esa pareja tiene de bueno para compartir.
Es como si fuera un pre requisito tener un amor de verdad y enorme par que las fotos sean así de mágicas 
 
Y la historia de Miriam + Hans tal vez es una de las que más me ha cautivado.
 
Ellos están juntos desde el 2011, 3 años después de que Hans sufrió un accidente que, lamentablemente, lo dejó sin poder caminar.

Viendo sus fotos uno no ve ni siente una barrera ni límite a la armonía, diversión, amor y compañerismo que se tienen. 
 
Por eso les quiero compartir las fotos de su sesión post boda que fue bajo el agua. En esa sesión se ven ellos reflejados con la luz que inspiran, libres y con la mirada llena de ilusión.

Cuando Miguel Irias me contó de esta sesión de fotos, fui eséptica. Una sesión bajo el agua?! Jamás se me hubiera ocurrido, ni considerado.

 Antes de que el próximo pensamiento incrédulo se asome, vi la primera foto. Y me la quedé viendo un buen rato. Luego vi todas y Miguel me contó sobre Miriam y Hans. La emoción de querer compartirles este trabajo, saber más de cómo fueron hechas las fotos, la preparación, fue creciendo!
Y no, aunque parezca, ellos no son modelos profesionales especializados en fotos bajo el agua, pero sí son buzos certificados. Ya vemos que por ahí va el encanto por esta perspectiva 😉
Y fueron gracias a unas fotos que Miguel vió de ellos buceando que surgió la idea de hacer una sesión Post Boda bajo el agua. Algo totalmente a ver con Miriam y Hans.

Para hacer una sesión bajo el agua, es necesario práctica, conocimiento y equipos especiales. El fotógrafo debe saber orientar y adelantarse a las posibles dificultades. Es por eso que Miguel se preparó y solicitó los equipos necesarios (desde cámaras con protectores para el agua, hasta iluminación especial). Todo para que Miriam y Hans tengan unas fotos así de increíbles.

 El día comenzó a las 13:00 con el maquillaje y peinado pensando en la sesión. Media cola, maquillaje natural y delineador especial aprueba de agua. 
A las 15:00 llegaron Miguel y Mario Gomi, el dueño del equipamento. Comenzaron a organizar todo lo necesario para la sesión que duró 1:30.
Estaba todo listo y ya tenían pensado la 1ra foto: Miriam entrando a la piscina saltando!
El resultado no fue tanto el esperado, el vestido se levantó formando una bola alrededor de Miriam.
La primera foto no funcionó, pero dio el presagio de que iba ser un día muy divertido.
Y así lo fue! Una hora y media repleta de intentos, muchas risas y compañerismo. 
Miriam me contó que lo más difícil fue mantener los ojos abiertos bajo el agua y tratar de no hacer burbujas con la respiración. Aunque no parezca en las fotos, nadar con el vestido fue toda una prueba. Pero, estos son detalles que pueden ser dominados durante la sesión 😉
Miren cuánto valió la pena!
Que se animen a hacerla! Ya sea en una piscina o en cualquier lugar diferente. Las fotos son el recuerdo más lindo que te queda de ese día tan especial. Esto es lo que Miriam nos aconseja.
 
Espero les haya gustado esta inspiración real. Tan real, que como les decía arriba, Miriam y Hans no son modelos y nunca habían hecho este tipo de fotos. Sino que el motor principal es todo amor que se tienen, ese que se nota en cada foto, y que nos llena el corazón a quienes las vemos. 

Gracias Miriam y Hans por dejarme compartir su sesión!
Tratemos de no decir que no antes de conocer un trabajo diferente, creo que nos puede acabar sorprendiendo. Al final, si vienen de un buen profeional, tiene buenos presagios de resultados.
 
Besos!
María Pía

Proveedores:

Fotos: Miguel Irias | Vestido y Velo: Liancarlo | Maquillaje y peinado: Marco Make Up | Terno de Hans: José Miguel Valdivia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *