Desde que concebí la idea de Velo de Vainilla y a medida que escribía los posts con todo el cariño y detalle posible, me emocionaba con los temas que quería profundizar y me llenaba de inspiración; me dije a mi misma que realmente quería hacer algo digno de ser compartido, de lo que me sienta orgullosa y disfrute en todo momento.

 
El 16 de febrero fue la última vez que publiqué y me dediqué al blog. Lo dejé de lado. Después de meses creando el layout, la cabecera e imagen del blog, aprendiendo todo lo humanamente posible para una mortal que jamás estudió sobre codigos HTML, widgets y gadgets, llenándome de conocimientos que realmente me encantaban y  sentía que le faltaban horas al día para hacer todo lo que quería hacer. Después de todo eso, paré de publicar.
 
Cuando hacía teatro en el colegio, cuando tuve que hacer presentaciones importantes en la universidad, cuando estaba en pleno show, actuación o bailando (desde que bailaba en Gloria María), siempre supe que “el show debe continuar”.
 
Sabiendo esto y teniendo la experiencia, por qué no estaba pudiendo seguir adelante con lo planeado y creado con tanto cariño?
 
Creo que a veces es preciso parar, analizar, respirar y continuar. Discúlpenme, pero no consigo ponerme una sonrisa falsa cuando el interior debe ser analizado.
 
Me di cuenta de que el blog estaba siendo el sincero reflejo de lo que es Pía, de lo que ella cree y está creando a poquitos. Me encontré en una fase de leve turbulencia y decisiones que debían ser tomadas ya y que acabaron quitando parte de mi energía y motivación. Y la verdad, es que creo que no nos merecíamos (ustedes y yo) leer posts que realmente son lindos (en verdad que sí son lindos!), pero que estén ahí publicados solo porque sí.
 
No me parecía nada justo. Tantas cosas falsas que vemos y de las que estamos rodeados, no quería ser una careta más.
 
Y por eso me encuentro aquí, publicando algo que bien podría quedar en una reflexión personal, pero que en parte siento que debo exponerla porque me comprometí con algo de corazón y quiero sacarlo adelante a poquitos.
 
Sin más, señoras y señores, ahora sí puedo decir con una sonrisa en el corazón que el show blog va continuar! Porque es hora de que lo que amamos sea siempre nuestra prioridad 😉 Sin más excusas, sabiendo pasar por las turbulencias, con las energías recargadas y la ilusión en alto.*La foto de arriba fue ganadora de los Wedding Awards 2da edición, categoría Wedding Creative Idea. Linda, no?
Tengamos un gran fin de semana!
 
María Pía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *