El término rústico-chic se impregnó en mi desde que comencé a sumergirme en el mundo matrimonial.
Siempre amé y me identifiqué con toda decoración y referencia que tenga de antemano la palabra rústico. Siento que es intimista y familiar, que te hace sentir en casa a pesar de que nunca has estado en ese lugar. Y el chic? El chic es el toque especial para que no deje de ser elegante en ningún momento.
Es como si estas 2 palabras siempre fueron meant to be.
 Hay 3 elementos que me encanta ver en este tipo de decoración: Chuva de Prata, girasoles y luz de velas. Me parece que combinan tan bien y que tienen todo a ver con el ambiente acogedor que se quiere crear.

Mucha madera, mucho verde, nada de luz blanca artificial, flores y detallitos personales de los novios, hacen que uno no quiera salir de ese mundo de amor!

 Agregar flores de colores vivos hace que se encienda y alegre un poco más el ambiente.
Si quieres que tus invitados respiren este ambiente acogedor que solo la familia puede dar, una decoración Rústico-Chic es lo tuyo. Un plus es que se puede explotar tanto de día como de noche 😉
Espero les haya gustado y hayan volado alto con este estilo de decoración!
Besos!
María Pía

Imágenes: (1: Casar é pra sempre), (2: Amarelo Ouro), (3: Blog Erva doce Casa), (4 y 5: Casei), (Collage: 1: Project Wedding, 2: Casando sem Grana, 3: Confesiones de una Boda), (6: Casando sem Grana), (7: Casarei), (8: Vanessa Ferreira), (9: Upcycledtreasures) 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *